Al ser una localidad costera, una de las principales atracciones turísticas de Peñíscola son sus playas y calas. Las aguas de Peñíscola son de gran calidad, transparentes y en calma que propician el baño de toda la familia.